Diferencias entre un bisoñé y una prótesis capilar

Diferencias entre un bisoñé y una prótesis capilar. Hace años el bisoñé era la solución capilar por excelencia de los hombres con alopecia. Poco a poco se ha dejado de utilizar tanto el término como la solución capilar ya que han aparecido en el mercado otras piezas mucho mejores: las prótesis capilares. ¡Te explicamos las diferencias!

Hace años el bisoñé era la solución capilar por excelencia de los hombres con problemas capilares como la alopecia. Poco a poco se ha dejado de utilizar tanto el término como la solución capilar ya que han aparecido en el mercado otras piezas mucho mejores: las prótesis capilares. ¡Te explicamos las diferencias!

¿Qué es un bisoñé?

Si atendemos a la definición de la RAE un bisoñé es una “peluca que cubre solo la parte superior de la cabeza” por este motivo era la solución que más utilizaban los hombres con problemas de alopecia.

El bisoñé también ha sido llamado comúnmente “peluquín” y se caracterizaba por tener mucho volumen interno. Su base era muy gruesa, normalmente de tela y se sujetaban con ganchos. Todo esto producía que el cuero cabelludo no transpirara bien y que se produjera exceso de sudoración constantemente.

Por otro lado, el pelo se implantaba añadiendo muchos cabellos por nudo (normalmente 20) y se creaba un efecto casco que hacía que fueran una solución para nada indetectable.

¿En qué se diferencia un bisoñé de una prótesis capilar parcial?

La prótesis capilar parcial para hombre es la evolución del bisoñé pero esta evolución conlleva muchas mejoras significativas:

  • Son soluciones indetectables y muy cómodas de llevar.
  • Se fabrican sobre una base muchísimo más fina de tul. Con ella se consigue que el cuero cabelludo transpire a la perfección.
  • Se adhiere mediante cintas adhesivas diseñadas para este fin que se cambian cada diez días de media. Gracias a estas se puede hacer una vida normal: hacer deporte, bañarse, ir a trabajar e incluso dormir con ella si se desea.
  • Se pueden fabricar artesanalmente implantando manualmente hasta pelo a pelo por lo que el efecto casco desaparece.
  • Las hay hechas a medida y prótesis capilares hechas con medidas estándar y después adaptadas a las necesidades de cada cliente.

En definitiva se puede decir que los bisoñés y las prótesis capilares tienen el mismo fin pero el resultado final que aportan a la persona que lo lleva es muy diferente.

¡Esperamos haber solucionado tus dudas sobre las diferencias entre un bisoñé y una prótesis! Ahora, si quieres solucionar tu problema capilar no dudes en ponerte en contacto con nosotros ¡somos fabricantes desde 1950 y tenemos gran cantidad de centros asociados en toda España!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *