Prótesis capilares: El sistema atado es insoportable

Prótesis capilares: "El sistema atado es insoportable" “Tengo alopecia en la parte superior de la cabeza y necesito una prótesis capilar con sistema de sujeción que no vaya atada porque el dolor es inaguantable y me ha dejado con mucho menos pelo” esto fue lo que nos dijo Teresa cuando vino a nuestro centro de Valencia para pedir información sobre en nuestras prótesis capilares.

“Tengo alopecia en la parte superior de la cabeza y necesito una prótesis capilar con sistema de sujeción que no vaya atada porque el dolor es inaguantable y me ha dejado con mucho menos pelo” esto fue lo que nos dijo Teresa cuando vino a nuestro centro de Valencia para pedir información sobre en nuestras prótesis capilares.

Teresa no ha sido la única. Muchos han sido los clientes que se dejaron llevar en su momento por la publicidad de otros centros y pasado el tiempo han buscado una alternativa que les suponga menos dinero y sobre todo menos dolor.

Como ya os explicamos en el artículo sobre los sistemas de sujeción de prótesis capilares y pelucas el sistema de atado o integración se puede hacer de varias formas:

– Realizando una pequeña trenza que tensa muchísimo el pelo de la clienta y al tensarlo tanto se produce la rotura y la caída del cabello. En esta trenza es donde cosen la prótesis estirando mucho el pelo. “Las tres primeras noches después de hacerme el atado no podía dormir del dolor” nos dijo Teresa. “Sólo tenía ganas de llorar. Después de gastarme tanto dinero el dolor era inaguantable”. Teresa también estaba disgustada porque las primeras dos semanas no se notaba nada pero conforme iba creciendo el pelo la pieza bailaba y se notaba muchísimo.

– Otras opciones son la sujeción con grapas, con nudos en el cabello o con un hilo de plástico caliente que se pega al pelo. Pero todas estas opciones tienen el mismo problema: tiran muchísimo en principio y acaban arrancando el cabello.

Por otro lado el sistema de atado o integración es la opción más cara ya que además de pagar la pieza a un precio superior una vez al mes requiere volver a atarla por el crecimiento del cabello. Por esta tarea suelen cobrar entre 80 y 120€ lo que al año suponen entre 960 y 1.440€. Además en algunos sitios lo cobran por adelantado.

Tras explicarle a Teresa que había otros sistemas de sujeción para las prótesis capilares ella optó por una prótesis capilar a medida que se sujetara con el sistema de cintas adhesivas. Se la colocamos y pasadas unas semanas Teresa estaba contentísima con el cambio “no me puedo creer que no duela nada. Esta sí que es cómoda de llevar” nos dijo. Teresa también nos explicó que la base era mucho más fina, que notaba que el cuero cabelludo transpiraba mucho mejor y que se integraba mucho mejor con el pelo que aún le quedaba. “Se nota muchísimo menos que la otra” aseguró.

Esto es en parte debido a que las bases de las piezas entrelazadas son redondas y no pueden llevar entrantes y salientes excesivos y para aguantar la tensión tan grande y además deben ser piezas con la base bastante gruesa por lo que se suelen notar bastante.

A Teresa desde el primer momento también estaba encantada con la diferencia de precio en el mantenimiento de las prótesis capilares que se adhieren con cintas adhesivas ya que el servicio cuesta 26€. Y son tan fáciles de poner y quitar que el mantenimiento se puede hacer en casa. 

Desde entonces Teresa sigue utilizando este tipo de prótesis capilar indetectable y como ella dice: “terminó mi sufrimiento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *