Tengo alopecia y una prótesis capilar fue mi salvación

“Tengo alopecia y una prótesis capilar fue mi salvación”. Cada día pasan por nuestro centro muchas personas con problemas de alopecia y queremos ir contando sus experiencias por si os pueden ayudar. Hoy nos vamos a centrar en el caso de María una joven andaluza con alopecia androgenética. ¡Descubre cuál fue la solución para la alopecia!

Cada día pasan por nuestro centro muchas personas con problemas de alopecia y queremos ir contando sus experiencias por si os pueden ayudar. Hoy nos vamos a centrar en el caso de María una joven andaluza con alopecia androgenética. ¡Descubre cuál fue la solución para la alopecia! 

Un mes de julio de hace 3 años llamó por teléfono a nuestro centro de Valencia un padre desesperado. Su hija de 28 años trabajaba en un edificio público de Andalucía, sin aire acondicionado y no podía aguantar la peluca todo el día puesta. Ir a trabajar con la peluca, para ocultar su problema de alopecia, era un suplicio cada día. Tenía que ir al baño a quitársela cada poco tiempo para descansar aunque fueran unos minutos. “La cabeza se le cuece y las gomas le aprietan mucho” nos dijo literalmente.

Después de escucharle le dijimos muy seguros que su problema tenía solución con nuestras prótesis capilares a medida e indetectables. Al escuchar esto el padre de María decidió apostar por esta solución capilar para que su hija pudiera hacer una vida totalmente normal. 

Dicho y hecho, tomamos 36 medidas de la cabeza dándole indicaciones a través de Skype y en nuestro taller de Valencia fabricamos su prótesis en tan solo 20 días. Pasado ese tiempo ya teníamos su pieza preparada para su colocación.

La prótesis capilar a medida tenía las siguientes características:

  • cabello natural de calibre europeo (0,45 mm), con diferentes tonos de color y con oscurecimiento en la base para darle una mayor naturalidad
  • base realizada con materiales hipoalergénicos totalmente transpirables
  • sistema de sujeción con cinta adhesiva
  • con entrantes y salientes
  • con diferentes tonalidades de color

María al principio era un poco incrédula pero tan solo 5 días después de llevarla puesta nos llamó para decirnos: “la prótesis capilar ha sido mi salvación. No aprieta, no molesta, puedo dormir con ella y mi cabeza ya respira. Me la pongo incluso para salir a correr. También he notado que la gente a la que atiendo en mi trabajo ya no se fija en mi pelo ¡no notan que llevo una prótesis puesta!”.

¿Quieres ver lo bien que quedan nuestras prótesis capilares? ¡En este vídeo te lo mostramos!

Si tienes alopecia como María y buscas una solución cómoda y que te de normalidad de vida no sigas sufriendo ¡ya sabes que hay una alternativa a las pelucas: las prótesis capilares!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *